Siempre prefirió los Corvette. Su primer Corvette lo compraron ella y su entonces marido en Kenny Ross Chevrolet. El primero con inyección lo compraron en Yenko Chevrolet en Canonsburg, donde ella trabajaba como secretaria ejecutiva y luego como enlace entre diseño y produccion en la división deportiva de Yenko.

Donna Mae Mims

Donna Mae Mims y Don Yenko y el Triumph TR3

Donna Mae Mims empezó a disputar carreras con sus amigos de Yenko en 1960 y rápidamente se convirtió en uno de los mas distinguidos pilotos amateur del país. Su primera victoria fue en 1960 con su Corvette en la carrera B Production en la Cumberland National. En 1963 se convirtió en la primera mujer en vencer en un campeonato nacional del Sports Car Club of America, al obtener el campeonato en la clase H al volante de su Austin-Healey 1959 Bugeye Sprite de color rosa que había pertenecido anteriormente al Dr. Jonas Salk.

Donna Mae Mims también disputó carreras con otros coches, Corvette, Corvair, Triumph TR3, MGB, casi siempre pintados de rosa.

Donna Mae Mims

Austin-Healey 1959 Bugeye Sprite

Donna Mae Mims

"En la trasera de mis coches tenía pintado 'THINK PINK,'" declaró Ms. Mims hace un tiempo. "Me gustó el rosa desde que era una niña."

Donna Mae Mims

Estuvo en las 24 horas de Daytona de 1966 junto con Janet Guthrie y Suzy Dietrich en un Sunbeam Alpine en la categoría Sports hasta 1600cc, logrando acabar en 36ª posición. En 1967 ella y Suzy Dietrichen en un ASA 411 (P 2000) fueron 25º. Volvió una vez más, en 1970, con Jim Corwin y Fred Pipen en un Camaro y solo completaron 220 vueltas quedando 46º.

24 Horas de Daytona 1966. #80 Donna Mae Mims/Janet Guthrie/Suzy Dietrich #14 Peter Greg/George Drolson Porsche 904 (10º), el Ford GT tiene que ser el #98, MKII (1015) SHELBY AMERICAN INC. con LLoyd Ruby y Ken Miles, vencedor de la carrera.
Sus participaciones en las 12 Horas de Sebring tuvieron resultados más importantes. En 1966 con John Luke en un Yenko Stinger tuvieron problemas con el motor desde el primer momento. En 1967 con Suzy Dietrich no se clasificaron al completar solo 159 vueltas con el ASA 411. En 1968 tuvo el mismo resultado con Michael Summers de nuevo en un Yenko Stinger. El equipo femenino de 1969, Janet Guthrie, Donna Mae Mims y Lianne Egeman, fue más afortunado, al ser 23ªs con el Austin Healey Sprite #72 de Jim Baker. En 1970 ella y Jim Corwin con su Camaro fueron 21º con 184 vueltas, su mejor resultado en una carrera internacional de resistencia.

Donna Mae Mims

El columnista del LA Times Jack Smith la entrevistó en 1969 cuando asistió al Salón Anual de Los Angeles. Ella explicó sus rituales antes de la carrera.

Yo misma me hipnotizo. Elimino todo el maquillaje. Me concentro. Reacciono con fuerza. No hablo con nadie. No es momento de ser agradable." dijo. "La caballerosidad no existe en la pista. Estás para una sola cosa, ganar. Nadie recuerda al segundo".

"Muchos pilotos piensan que solo estoy ahí para ganarles porque son hombres. No es así. Algunas veces protestan porque les corto la trazada en las curvas. No se trata de eso, sólo intento ganar."

Donna Mae Mims también tuvo un artículo en LA y NY Times en 1964, en ambas ocasiones la llamaron "Pink Lady."

Donna Mae Mims

1961 Cumberland

Jim Baker recordó que Donna Mae Mims había sido llevada ante un comité de disciplina deportiva del SCCA por usar una 'bocina cromada' durante la carrera. Ese término se usaba para referirse a tocar levemente el coche de delante para apartarlo del camino. La acusación se refería que Ms Mims había maniobrada de una manera poco propia de un 'gentlemen', a lo que ella respondió que no era un caballero. El SCCA declaró nula la reclamación.

A pesar de su amor por las carreras, Jim Baker dijo de ella que no se implicaba en la parte mecánica, aunque eso no es del todo cierto, porque hay en la red referencias a al menos una ocasión en la que tenía el mono lleno de grasa operando un coche previamente a la carrera

Donna Mae Mims participó en carreras durante 14 años. Después siguió participando activamente como voluntaria en la SCCA hasta tiempos recientes, a menudo en las parrillas de salida en acontecimientos como el Pittsburgh Vintage Grand Prix y clasificatorias del Campeonato SCCA.

VintageGP 2505 (by jbspec7)

Donna Mae Mims - Think Pink! Sprite © jbspec7

VintageGP 1751 (by jbspec7)

Donna Mae Mims - Think Pink! Sprite © jbspec7

Cannonball Run

Donna Mae Mims

En 1972, Donna Mae Mims participó en la auténtica Cannonball Baker Sea-To-Shining-Sea Memorial Trophy Dash una carrera ilegal desde la costa Este de los Estados Unidos al Océano Pacífico en California del Sur. La hizo famosa la película "Cannonball Run" con (1981, en nuestro país la conocimos como 'Los Locos del Cannoball'

Mims participó en un equipo femenino con Judy Stropus and Peggy Niemcek, pidieron prestada una limusina Cadillac del 68 y le pusieron ruedas de competición. Su sponsor era "The Right Bra", y llevaban ajustadas camisas y pantalones, pero no sujetadores. Según contaba la razón es que pidieron unos al representante del sponsor que había acudido a la fiesta de la salida y como les dijo que no tenía, decidieron no usar ninguno.

Passing Of A Legend (by Nigel Smuckatelli)

Donna Mae Mims, Judy Stropus y Peggy Niemcek en Cannonball Baker Sea-To-Shining-Sea Memorial Trophy Dash

En la película, la actriz Adrienne Barbeau representaba el papel de Ms. Mims, con lo que Pink Lady quedó como un icono de la cultura popular. A Mims le gustaba recordar las anécdotas de la carrera en las conferencias que daba a peticion de orgnaizaciones locales.

En el libro "Cannonball: The World's Greatest Outlaw Road Race." Donna Mae Mims cita "Uno de los momentos más memorables es cuando fuimos apradas por un policía que dijo nos había estado persiguiendo durante 15 minutos a 200 Kmph. Ningún intento pudo evitar que nos hiciera seguirlo al juez"

Ms. Mims estaba haciendo un descanso cuando otra de las pilotos perdió el control durante la noche y tuvo un accidente cerca de El Paso, Texas. El coche quedó inservible y lo vendieron para regresar a casa.

'Pink Lady' ¡hasta en su funeral estuvo al volante de un Corvette rosa!

2010 Gran Sport 10-12-09 (by mickeyyar)

10-12-09 © mickeyyar

Vivió una intensa vida ligada a los automóviles y de ese modo quiso ser recordada

De acuerdo con sus disposiciones, su cuerpo estuvo sentado al volante de un Corvette rosa durante la vigilia de su funeral en las dependencias de Beinhauer and Sons Funeral Home, en McMurray, Pa. Sus últimas voluntades incluían irse como había vivido. "Quería una fiesta" declaró su albacea Eric Deans. Después del funeral una procesión de unos 50 Corvette se dirigió a un restaurante local para una última celebración.

Corvettes 10-12-09 (by mickeyyar)

10-12-09 © mickeyyar