En el circuito de Montjuic en Martini Legends 2007 pudimos ver tres coches Lotus

Lotus 49 de Jim Clark

Lotus

Lotus 49 de Graham Hill

Lotus Gold Leaf

Lotus 72 de Emerson Fittipaldi

Lotus 72 Emerson Fittipaldi

Uno verde inglés, un Gold Leaf y un John Player's Special

Los tres cuentan historias importantes.

El Lotus 16 fue el primero en participar en F1, el Lotus 18 el primero en obtener una victoria y el Lotus 25 supuso con Jim Clark al volante el primer campeonato, pero el Lotus 49 es un coche legendario en muchos aspectos.

Kyalami 1968

Después de una temporada 1967 desastrosa, el inicio de la temporada de 1968 Gran Premio de Sudafrica supuso el regreso a la superioridad, con Jim Clark y Graham Hill acabando 1º–2º. Sería además la ultima victoria de Clark, sin duda un gran piloto y uno de los más populares, que perdió la vida el 7 de abril de 1968, en Hockenheim en una carrera de Formula 2 fuera de campeonato.

Hockenheim 1968

Hoy se cumplen 40 años.

Desde su introducción, el Lotus 49 estaba pintado con el tradicional British Racing Green con una banda amarilla central. Durante los siguientes 16 meses el diseño incorporó numerosos logotipos de patrocinadores y mayores rótulos con los nombres de los pilotos , manteniendo sin embargo el esquema tradicional.

Kyalami fue la última carrera de esa decoración. En Hokeinhem el coche de Clark llevaba los colores que vemos en el segundo bólido: rojo, crema y dorado, los colores de Gold Leaf, una marca de cigarrillos después que Chapman firmara el primero de una serie de contratos de patrocinio muy lucrativos, dinero que cambiaría definitivamente la F1. Con esos colores Graham Hill ganó el campeonato en 1968. Y con ellos obtendría su última victoria Jochen Rindt, el único piloto que ganó con el Lotus 49 y su sucesor, el Lotus 72.

El sucesor de Rindt en el equipo, el brasileño Emerson Fittipaldi logró en 1972 convertirse ene le piloto más joven en obtener el camponato, posición dela que le desposeería Fernadno Alonso, 33 años después. El coche llevaba entonces esa llamativa decoración negra y dorada. Imperial Tobacco creó una nueva marca de cigarrillos, John Player Special, y usó el equipo Lotus para aumentar la exposición de la campaña.El acuerdo significó más dinero para el equipo, y a cambio se usó como reclamo publicitario para un producto nuevo.

Lo que es importante es que ese color negro jamás se había usado en una caja de cigarrillos, y mucho menos en un coche de carreras. El negro se asocia en nuestra cultura con la muerte, y eso es algo que está implícito en un coche de carreras, más aún en 1972.

La desfachatez de la industria tabaquera de unir esas ideas con la noción de lujo del dorado en una caja de tabaco justo cuando empezaba la presión por sus implicaciones de en la salud de los fumadores y orquestar una campaña publicitaria por todo lo alto, no pueden ser mas que un signo de los tiempos.

Recordemos pues hoy un modesto muchacho escocés que nunca dijo no a una carrera de domingo y que hoy hace 40 años que falleció conduciendo el primer coche pintado con los colores de una tabacalera. No pongo la foto del accidente porque sería hacerles publicidad.