L9770109 - Selex S1

Este logotipo nos indica que es lo que habíamos ido a buscar. En mi primera visita a la Col·leccciò d'Automóvils Salvador Claret mi amigo Àlex Vergés ya me hizo notar que aunque el cartel pusiera Guepardo, era un Selex.

L9770090 - Selex ST1

Y esta es la historia que os quiero contar. Todas las referencias que hay en la red a este coche dicen que es un Guepardo.

Pues no, como bien se verá es un ejemplar de Selex ST1, monoplaza de Fórmula IV que construyó en 1965 Miquel Molons, propietario de la fábrica de amortiguadores Selex y excelente mecánico.

Cuando tuvo el chasis acabado, en mayo se produjo el encuentro con un joven ingeniero Jaume Xifré, con la misma pasión por los automóviles de carreras. Este fue el responsable del diseño de la carrocería de fibra de vidrio que se completó al final del invierno siguiente. El coche fue probado en pistas de karts ya antes de ser carrozado y presentado en sociedad a finales de año.

Pero su destino quedó sellado cuando justo después iniciaron la construcción de un Formula IV dotado de un chasis monocasco, y en esa historia se mezcló Jesús Artes de Arcos, y el Selex Fórmula IV monocasco se convirtió en el Selex Artés Guepardo, luego sería el primer coche monoplaza comercializado en España

Como el ST-1 acabó rotulado como Guepardo en el Museo Col·lecció d'Automóbils de Salvador Claret será materia de un interesante relato de Alex Vergés que se publicará en Clásicos Exclusivos en el próximo número, y del que nos haremos eco aquí