La 28 edición del salón Auto Retro Barcelona, además de reunir una amplia selección de vehículos históricos de dos y cuatro ruedas, y reprsentación de la náutica y la aviación clásica, también se caracterizará por mostrar a los miles de visitantes que pasarán por los pabellones 2 y 3 de Fira de Barcelona en Montjuïc, algunas de las “rarezas” que el progreso de la automoción española abandonó en sus anales.

Con gran protagonismo de las firmas automovilísticas SEAT y Nissan, y una agenda repleta de homenajes, actos sociales y reconocimientos –como el que el Antic Car Club de Catalunya brindará al empresario, ex-piloto y periodista Jaime Alguersuari por su contribución al mundo del motor, o el que se hará a Ramón López, fundador de HispaKart, organizado por Paris Francés y Alex Vergés.

En los stands se podrán ver las mejores monturas clásicas pero también algunas piezas de gran valor por ser casi únicas, ya que el rápido avance de la industria, la falta de financiación o simplemente la competencia apartó de la serie y sentenció a quedar como muestra de algo que hubiese podido ser y no fue.