Faltan vallas, los propios conductores y más gente en la parte de debajo del viaducto, ahora hay 315 personas y no sabemos cuantas van a caber.


En breve estará terminado y tendremos fotos más profesionales, y una entrevista con el creador de esta maravilla que hemos visto crecer ante nuestros ojos.