Derivado a nivel estético de la Berlineta ENASA de serie, difiere de ésta en infinidad de detalles, siendo el más significativo sus pasos de rueda más estrechos y retranqueados en su parte posterior y un aspecto general mucho más agresivo.

Construido en su totalidad en aluminio en vistas a reducir el peso, aspecto negativo del diseño original de los Pegaso Z-102, el “Cranc” equipó motores de 2.500 y 2.800 centímetros cúbicos, montando ocasionalmente un compresor Roots de baja presión.

Fue utilizado con fines experimentales y pruebas de todo tipo, recorrió más de 100.000 kilómetros en menos de año y medio de vida.

El coche presentado por SlotClassic reproduce el vehículo con el que Celso Fernández participó en la XIII Carrera en Cuesta a la Rabassada, celebrada en Barcelona el 17 de mayo de 1953.

Uno de los detalles más sorprendentes es que el coche tomó la salida con dos dorsales diferentes, detalle que merece una pequeña explicación.

Cranc en los entrenamientos de la XIII Carrera en Cuesta a la Rabassada

Pegaso Z-102 'Cranc' en los entrenamientos del día 1 (Mundo Deportivo)

Originalmente, tal como se puede ver en el cartel oficial de la prueba, la carrera debía celebrarse el día 3 de mayo, habiéndole correspondido a Celso Fernández el dorsal número 126. Sin embargo esta carrera fue suspendida por los organizadores debido a una intensa tromba de agua que cayó en Barcelona esa misma mañana.

El número #126 puede distinguirse en esta foto tomada en los entrenamientos del día 1 de mayo, viernes, que publicada por El Mundo Deportivo pocos días después.

En el libro Los Purasangre de Barcelona de J.M. Baró también puede verse, página 74, la foto del coche que usó Palacio para los entrenamientos, el Saoutchick Cabriolet, que lleva correctamente pintado el dorsal 125.

L9772970 - L9772921 - SlotClassic CJ-36 Pegaso Z-102 'Cranc' Rabassada 1953

Trasladada al día 17, se abrió un nuevo periodo de inscripciones, que aportó un menor número de participantes, especialmente de motocicletas debido a la coincidencia de fechas con una carrera en Madrid. A los coches de Enasa les correspondieron finalmente los dorsales #83 para Palacio, que se presentó con el Spyder, y el dorsal #84 a Celso Fernández, número con el que participó oficialmente en la carrera.

Foto tomada de Pegaso Z-102 Los Purasangre de Barcelona de J.M. Baró (p 26)

Equipado con el motor de 2.500 centímetros cúbicos y montando un compresor Roots, elementos procedentes de un “Bisiluro” probado por Celso Fernández la semana anterior en Montlhery, el “Cranc” se clasificará finalmente en 6ª posición entre los automóviles, logrando el 2º puesto entre los coches Sport, detrás de Joaquín Palacio, que pilotando para la carrera un Pegaso Spyder Enasa, que a resultas ha sido conocido como 'Rabassada', conseguiría la primera victoria absoluta para la fábrica ENASA. Ese Spyder lleva pintados los dorsales #125 desde la fábrica y como el coche que nos ocupa, lleva una placa frontal con el verdadero dorsal de la carrera, el #83.

Utilizado en multitud de ensayos y artículos aparecidos en la prensa especializada entre 1952 y 1953, el “Cranc” resultó destruido en un accidente y posterior incendio, en diciembre de 1953, siendo, en opinión de Celso Fernández, conductor habitual y probador de la marca, “el mejor de los Pegaso Z-102 fabricados ”.

Alèx Vergés

L9772938 - L9772921 - SlotClassic CJ-36 Pegaso Z-102 'Cranc' Rabassada 1953

Algunos lectores se habrán fijado que todo el rato ponemos "Cranc" y no Cangrejo como pone en la cubierta de SlotClassic y aún antes en toda la literatura desde finales de los ochenta.

L1045416 - Celso Fernández

D. Celso Fernández firmando el cartel de AutoClassic Alcañiz 2009

He tenido la ocasión de hablar con Celso Fernández en diversas ocasiones, y siempre se refirió al coche que conducía habitualmente como 'Cranc' y al camión de servicio lo llamó siempre 'Bacallà', porque en la fábrica de la Sagrera, antigua factoría de Hispano Suiza, los empleados de más antigüedad hablaban catalán y era así como denominaban los vehículos que había en la fábrica. Y Celso que se había criado en Barcelona, no los ha dejado de llamar así nunca.

L1045432 Celso Fernández