El rallye entendido como tal tendrá lugar el domingo, 21 de marzo. Partirá desde la Plaza Sant Jaume de Barcelona, con los participantes vestidos de época y tras un desayuno ofrecido en el ayuntamientode la ciudad. La salida tendrá lugar a las 11 horas, momento en que los coches enfilarán dirección a la villa marinera de Sitges, después de recorrer varias calles de Barcelona y cruzar los municipios de L’Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Sant Boi de Llobregat, Viladecans, Gavà, Castelldefels y las reviradas Costas del Garraf.

Cuando la caravana de coches históricos llegue a Sitges (Port d’Aiguadolç), la ciudad se volcará en la celebración; tras un desfile por distintas calles, los coches quedarán nuevamente expuestos en el recin- to La Fragata, para seguidamente servirse un almuerzo a todos los participantes. Cómo ya es conocido, en esta prueba no prima la velocidad, sinó que se valoran especialmente los aspectos estéticos y de época, unos parámetros que, quien los cumpla, estará entre los aspirantes a los distintos galardones que el organizador otorgará al final de la festiva jornada.

Aunque para el gran público el rallye termine de esta vistosa manera, los participantes tendrán un día más de celebración, puesto que el lunes podrán tomar parte de una visita guiada organizada que les llevará a circular por bonitos parajes de la zona, cerrándose de este modo y tras una comida la 52 edición del Rallye Barcelona-Sitges.

Esta 52ª edición del Rallye Barcelona-Sitges cuenta con el patrocinio de la firma automovilística Audi, el apoyo de los ayuntamientos de Barcelona y de Sitges, el RACC y l’Antic Car Club de Catalunya, y la colaboración de Chopard.