En el marco del renovado Bar Velódromo, el tradicional local de la calle Muntaner recién inagurado de nuevo este verano después de 9 años de inactividad, se presentó a la prensa la nueva edición de Auto Retro, con participación una vez más de la cervecera Moritz.

"Promobil, con la colaboración de Fira de Barcelona, de Moritz y del resto de patrocinadores y colaboradores y contando de antemano con la inestimable participación de los numerosos expositores que año tras año acuden al punto de encuentro barcelonés del automovilismo retro, lanza una llamada para que los aficionados al mundo de los clásicos y también el público en general recuerden que tienen una cita, del 4 al 8 de diciembre de 2009, en el Palacio no 2 y la Plaza Universo (Palacio no 3) del recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona. Auto Retro Barcelona ocupa cerca de 30.000 m2 en los que exponen más de 300 expositores llegados de distintas partes de España y de Europa, con una previsión de visitas que ronda las 60.000."

"Auto Retro Barcelona 2009 ha apostado con decisión –y con esfuerzo organizativo– por el sector, congelando las tarifas de exhibición para los expositores que lo fueron en 2008 y garantizando los mismos baremos para los que se comprometan a serlo también en 2010. Además, y a través de un acuerdo con la cooperativa de crédito Caja de Ingenieros, en Auto Retro se podrá disponer –sin límite en la cifra máxima de crédito– de todas las fa- cilidades para adquirir in situ el modelo Histórico o Clásico que sea del interés del comprador, a través de unas condiciones preferentes de financiación."

Fermín Sulé, presidente de Auto Retro Barcelona: “La de 2009 es la edición más internacional de todas; la ex- posición de altísimo nivel que aporta Bonhams es un espaldarazo sin igual en este sentido, una consolidación del trabajo de tantos años. Queremos demostrar optimismo, hacer ver a todos que los coches de colección, los Clásicos en definitiva, son una excelente inversión en estos tiempos de incertidumbre ya que las buenas piezas nunca perderán valor. Queremos generar movimiento, dinamismo, trabajo en nuestro sector, y por supuesto pretendemos que la exclusividad de las piezas únicas, la elegancia de la mayor parte de ellas y la calidad de ab- solutamente todas las expuestas haga brillar con luz propia, este año más que nunca, a Auto Retro Barcelona”.

Un clásico, una inversión segura

Las palabras de Fermín Sulé se fundamentan en un estudio llevado a cabo por la Féderation Internationale des Vehicules Anciens (FIVA) que reitera que la afición por los vehículos históricos contribuye considerablemente a la economía europea, siendo responsable de miles de puestos de trabajo de carácter tradicional-manual generados por firmas estables. Atrae la atención de millones de personas de todo tipo de condición, que disfrutan con estos vehículos de más de 25 años que constituyen toda una herencia automovilística.

Según este estudio, centrado en la actividad económica sólo de la Unión Europea, todo lo relacionado con los vehículos históricos mueve más de 16.000 millones de euros al año, y el valor de las exportaciones supera los 3.000 millones.

Alrededor de 55.000 personas ganan parte o todo su salario trabajando para el movimiento en favor del vehículo histórico, y el 67% de los negocios relacionados con esta afición llevan más de diez años funcionando. Se calcula que existen alrededor de 1,5 millones de vehículos históricos en condiciones de circular y con su documentación en regla, y en cuanto al perfil del comprador-coleccionista se estima que un 29 % de los propietarios de vehículos históricos tienen una renta neta anual inferior a 30.000 euros (y entre 41 y 60 años), ya que se concreta que el 78% de los vehículos tienen un valor unitario menor de 15.000 euros.

Apoyado por este estudio, Auto Retro Barcelona se confirma como una excelente oportunidad para el público aficionado de Catalunya, España y Europa, para dinamizar y favorecer transacciones económicas, así como para contemplar algunas piezas que sólo es posible verlas en museos o en muy contadas ocasiones. Auto Retro Bar- celona abrirá cada día, del 4 al 8 de diciembre, de 10 a 20 horas ininterrumpidamente.

Esta edición 2009 centrará uno de sus pilares en la celebración de los 50 años del Mini. El Club Mini Cooper ha conseguido traer a Auto Retro Barcelona el primer Mini fabricado -el “621 AOK”-, una de las estrellas de la exposición “Mini 50 Aniversario” que dará repaso a la historia de este pequeño gran coche, contando con la presencia del piloto ganador del Rallye Monte-Carlo de 1964 con un Mini Cooper S, Paddy Hopkirk.

Pero éste no será el único polo de atracción de un salón cada vez más internacional: la presencia, por primera vez en nuestro país, de la prestigiosa firma de subastas Bonhams, que en un stand de más de 500 m2 mostrará 16 joyas de la colección; la novedad mundial de un Pegaso nunca visto como es la lancha de seis metros “Caza- Récords” o la reconstruida Moto Patria; la subasta con fines benéficos de un Seat 600 de la flota comercial de Moritz, que además presentará una muestra sobre sus 150 años de vida; piezas retro de náutica y aviación, y un largo etcétera, conformarán una de las ediciones más selectas y dinamizadoras del sector del vehículo de colección.

El cartel oficial, obra de François Bruère

Por otra parte, el artista francés natural de Le Mans, François Bruère, pintor oficial del ACO, organizador de las 24 horas de Le Mans, ha sido el encargado de realizar el cartel de Auto Retro Barcelona 2009. Con una pintura de rasgos hiperrealistas, Bruère aporta a sus obras una gran elegancia que describe con exactitud lo que acontece en la pista o la carretera. Como no puede ser de otro modo, el cartel de 2009 refleja un instante en el que el equipo Hopkirk-Liddon, con su Mini Cooper no 37, evoluciona por las carreteras alpinas francesas camino de su victoria en el Rallye Monte-Carlo de 1964.

Seguiremos informando