Acompañada, entre otras, por una telonera de lujo como es la Classic Endurance Racing, la carrera tuvo lugar en un fin de semana de tiempo cambiante, desde el sol espectacular del sábado hasta un frío considerable a partir del mediodía del domingo.

Aunque la clasificación no ofreció nada de especial, antes de empezar había el morbo de ver si el Peugeot del equipo Oreca aguantaría la presión de los Audi. Hay que pensar que los alemanes no habían ido a Sebring y por lo tanto, no sabían a que nivel estaba su coche, respecto del francés. El golpe de efecto llegó cuando  pocos días antes Oreca anunciaba a Sarrazin como piloto invitado para que les ayudara en la puesta a punto del 908.

Tras los stints habituales, todo parecía indicar que la pole iba a estar en manos de los Audi, ya que como es habitual en él, McNish se mostraba muy veloz; pero, una vez más, Sarrazin, en el último suspiro hizo la pole.

© Josep Sánchez Corralero http://www.autosportphoto.net/

En el mundo de los LMP2, la llegada de Acura marcará, con bastante probabilidad una enorme competencia en esta categoría. Strakka hizo la pole, sin demasiados problemas, con una velocidad punta bastante superior al siguiente y 2 segundos largos de ventaja.

Los GT1 no tuvieron problema, sólo había uno, que fue el que hizo su pole.

En el terreno de los GT2, categoría que continuará siendo muy disputada, uno de los AFCorse se llevó el gato al agua, seguido muy de cerca por el Porsche de Liezt/Lieb, una pareja muy rápida como ya han demostrado en otras competiciones a lo largo de estos últimos años.

El warm up del domingo empezó pasadas las 9 de la mañana, ya con una gran asistencia de público. El frío de la pista brindó algunas pasadas de frenada en la zona de la chicane antes de la recta de meta, pero sin más incidentes.

La noticia destacada ya desde la clasificación del día anterior fue la ausencia de Tom Kristensen. Los médicos no le autorizaron a participar, con lo que el glorioso trío (Capello, McNish, Kristensen), quedó en un glorioso dúo.

A partir del momento de la salida lanzada, McNish se lanzó como un poseso sobre el Peugeot-Oreca; aunque no sé muy bien lo que pasó, el resultado fue que al final de la primera vuelta, el Aston Martin 009 iba el primero, seguido muy de cerca por el Audi y en tercer lugar el Peugeot.

Poco antes de acabar la primera hora de carrera, éste coche tuvo que hacer una “larga” parada de 18 minutos, con los que su participación, a partir de este punto ya fue muy cuesta arriba. En cualquier caso, ya sea porque Audi se limitó a mantener las distancias o porque el potencial del Peugeot es realmente alto, la diferencia se mantuvo en las 8 vueltas perdidas como consecuencia de la parada.

En la categoría LMP2, la “cosa” estuvo entre el Acura de Strakka Racing y los Pescarolo del Oak Racing (Mazda France). En general el Acura dominó un tercio del total de la carrera, dejando en segunda posición al Pescarolo #35, que había hecho una calificación muy mala.

En el mundo de los GT1, nada que decir (o mucho). Un único participante, el ya clásico Saleen de Larbre Competition. Una verdadera lástima, dado lo interesante que está siendo el nuevo GT1 Championship que se ha sacado de la manga Stephan Rattel, tal y como se pudo ver en Abu Dabi.

© Josep Sánchez Corralero http://www.autosportphoto.net/

Ya para acabar, en la categoría GT2 no hubo sorpresa, más allá de 13 vueltas lideradas por el Porsche de IMSA Matmut. El resto se lo repartieron el Ferrari de Fisichela-Alessi-Vilander y los Porcshe del Felbermayer Proton, con la pareja veloz al frente.

En fin, un muy interesante fin de semana de carreras, en un circuito de una belleza y elegancia incomparable. Además, en esta ocasión la zona accesible al público fue mayor que otras veces, con lo que pudimos disfrutar de mejores y más diversas perspectivas para seguir los coches. 

Podéis ver las fotos de esta carrera en http://www.autosportphoto.net/