El Gran Premio de Monaco es más que una carrera de Fórmula 1. Es la prueba de Gran Premio más antigua en el mismo circuito. Se puede medir la historia de los Grandes Premios midiendo un único Gran Premio.

Pero en ese fin de semana se celebran otras carreras, y hoy quiero hablar de la más importante de las carreras de acompañamiento que se celebraron el pasado domingo.

El legendario trazado urbano del Principado ha sido el escenario del primer podio de Albert Costa y EPSILON en la Formula Renault 3.5

Albert Costa ha confirmado los buenos pronósticos del día de ayer adjudicándose la tercera posición en la única carrera de las World Series by Renault que se ha disputado hoy en Mónaco. El piloto catalán culmina así un gran fin de semana en un circuito que pisaba por primera vez el jueves y en donde, con poco más de una hora de pruebas a sus espaldas, ayer lograba el segundo mejor tiempo imponiéndose a pilotos mucho más experimentados. Su compañero Keisuke Kunimoto ha sido décimo octavo, mientras que el ganador de la carrera ha sido el piloto australiano Daniel Ricciardo que se ha impuesto al líder del Campeonato, el ruso Mikhail Aleshin. Con este resultado, el piloto catalán ocupa ya la cuarta posición en la clasificación general del Campeonato y la segunda en la clasificación de Rookies.

El trazado de 3.340 metros de Mónaco es conocido no sólo por su complejidad técnica, sino por el escaso margen de error que ofrece a los pilotos así que realizar una buena salida era de vital importancia. Y Albert Costa, que partía desde la tercera posición en el lado limpio de la pista, no ha fallado y ha sabido mantener a la perfección la posición, sortear la primera curva con habilidad e incluso ha puesto en apuros a Aleshin que era segundo. A partir de ahí, Albert ha sabido mantener la concentración y realizar un pilotaje sublime sobreponiéndose al dolor cada vez más intenso de su mano derecha que hacia el final de la carrera le dificultaba considerablemente la conducción. Este podio es doblemente importante para Costa, porque el piloto de 20 años confirma así una extraordinaria evolución que sin prácticamente entrenamientos de pretemporada debido a la lesión que se produjo en la mano, ha progresado a pasos agigantados y se está adaptando rápidamente al nuevo monoplaza.

Nota: viendo la carrera de Fórmula 1 me lo pasé bien con los adelantamientos de Fernando Alonso a la salida del túnel. Acaso debería obligarse a algunos a salir de atrás de vez en cuando en aras del espectáculo.