004-Rara fotografía de su Alfa Romeo, en la Subida a Sant Feliu de Codines de 1960 (Archivo Àlex Vergés)

Jaime Martínez inició su actividad automovilística en 1958, compartiendo un Alfa Romeo con su hermano Pedro, que ocasionalmente le hacía las veces de copiloto. Sin embargo, los éxitos no llegarían hasta 1960, fecha en la que se presenta en las carreras con un Volkswagen Karmann Ghia, preparado en los talleres de su propiedad y al que se le había montado un motor Porsche.

002-Publicidad del taller de preparación de Pedro y Jaime Martínez Clotet (Archivo Àlex Vergés)

003-Jaime Martínez Clotet al volante de su Bugatti 37 A en el Velódromo Mostajo de Barcelona en 1960 (Archivo Àlex Vergés)

Paralelamente, Jaime Martínez se convirtió en uno de los pilotos pioneros del karting en España, actividad que había conocido en las carreras del Velódromo Mostajo, lugar al que acudía regularmente con un Bugatti 37 de su propiedad, logrando en 1960 las victorias en San Adrián del Besós, Cardedeu y Perpignan y corriendo junto a “Tito” Puig y Francisco Anet en Paris y en Italia.

005-Espectacular salto del “cremallera” en la Subida a Montserrat de 1961, en la que consiguió la victoria al volante de su Porsche 365 A (Archivo Javier del Arco)

El VW fue sustituido en 1961 por un Porsche 356 A, con el que se convertiría en el piloto imbatible de las carreras en cuesta catalanas, consiguiendo la victoria en todas las pruebas en las que se presentó, batiendo los records absolutos en todas ellas.

006-Ganador de la Subida a Vallvidrera de 1961 (Archivo Javier del Arco)

Su carrera automovilística era acompañada y, en cierto modo limitada, por otra de sus grandes pasiones, la motonáutica. En 1960 se había proclamado Campeón de España, convirtiéndose en uno de los grandes especialistas europeos al ganar el prestigioso Gran Premio de Montecarlo en 1963 y proclamándose Campeón de Europa en 1965 en Sant Feliu de Guixols.

007-Ganando nuevamente en la Subida a Vallvidrera de 1962 (Archivo Javier del Arco)

Su participación en carreras motonáuticas limitó a partir de 1962 su presencia en las carreras automovilísticas. Aun así siguió corriendo muy esporádicamente en ellas, apareciendo ocasionalmente también en carreras de trial cercanas a Barcelona.

008-Jaime Martínez defendiéndose de los ataques del Lotus de Brian Hart, durante la carrera de Fórmula 3 celebrada en Montjuïc en 1966 (Archivo RACC)

Condecorado en diciembre de 1968 con la Medalla de Plata al merito deportivo, Jaime Martínez Clotet fue un piloto brillante, con una efímera carrera automovilística, que sin embargo merece ser recordada.

Descanse en paz

Àlex Vergés & Paris Francés