Museo Malaga

Esta mañana más de 30 vehículos clásicos han invadido la capital malagueña para disfrute de amantes del motor y de curiosos. El Club de Automóviles de Época de Málaga, con sede en Alhaurín de la Torre, ha organizado una concentración sin precedentes en la ciudad.

Esta caravana, que incluye vehículos entre 1920 y 1960, además de dos Mercedes deportivos de los 80, ha contado con la participación de coches históricos, como un Buick de 1929 que perteneció a la familia de García Lorca. El Museo participaba con uno de los coches más valiosos de la colección, un Bentley MK VI de 1949.

Museo Malaga

A partir de las 10.00 de la mañana todo aquel que así lo ha querido se ha acercado al Museo Automovilístico, en el edificio Tabacalera, a observar estas joyas de cuatro ruedas. Los vehículos han permanecido estacionados en el Museo hasta las 12:30, hora en la que los motores se han puesto en marcha para iniciar un recorrido por la ciudad, que incluye el Paseo Marítimo Antonio Banderas, el Muelle Heredia, Paseo de los Curas, Ayuntamiento (donde han realizado una breve parada y han sido recibidos por el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre), Alameda Principal, Alameda de Colón y Paseo Marítimo de nuevo, hasta llegar a Calle Pacífico.

De esta manera el Museo Automovilístico se implica una vez más en actividades culturales de gran envergadura que contribuyen a mejorar el turismo de calidad de la capital malagueña, ya de por sí muy rico. Una ocasión única para observar cada detalle de estos vehículos clásicos de cerca, y de paso la colección única en el mundo que alberga el Museo Automovilístico