Dr. Elio Zagato falleció el pasado 14 de setiembre, a los 88 años.

Hijo de Ugo Zagato, fundador del famoso taller milanés conocido desde 1919 por sus carrocerías, Elio era una figura importante en la historia del diseño automóvil, en especial para la definición de Gran Turismo en la segunda mitad del siglo.

Empresario, pero también piloto, verdadero 'gentelman driver', compitió por primera vez en 1947 en Paicenza al volante de un Fiat que había sido carrozado como regalo de aniversario de su padre

A partir de ese momento no dejó de desarrollar sus queridos Gran Turismos, trabajando en ellos durante la semana y probándolos el fin de semana. Fue uno de los fundadores de la Scuderia Sant Ambroeus de Milan.

Elio participó en 150 carreras, venciendo en 82 y siendo campeón de Gran Turismo en 5 ocasones. Vencedor de la Targa Florio, ocho Coppa Intereuropa, tres Copas de las Dolomitas, y una victoria en Avus en 1955.

Sin duda era el perfecto gentleman driver italiano de la era de la ‘Dolce Vita’.

En los 1950s empezó a desarrollar las más deseadas berlinetas de Gran Turismo. Junto con su amigo Ercole Spada desarrolló los legendarios Alfa Romeo SZ, TZ y TZ2s seguidos por los elegantes deportivos Lancia basados en chasis Appia, Flavia, Flaminia, y Fulvia. Entre ellos el Fiat 8V Zagato, su favorito, el Alfa Romeo 1900 SSZ que era su rival en muchas carreras, los legendarios Ferrari 250 GTZs, Maserati A6G, Aston Martin DB4 GTZ y muchos más.

Elio Zagato at Monza

Sin duda un permanente innovador. Junto con su padre Ugo inventó la célebre doble chepa, firma caracterísitca de la marca, las ventanas de plexiglás y otras soluciones que todavía se utilizan en los coches actuales. Promotor del concepto milanés del minimalismo orientado al diseño funcional, Elio definía sus Zagatos ante todo como 'originales'. A cualquiera que le pidiese que reumiera el diseño de sus carrocerías, le replicaba '¿Vé ese coche? ¿Es diferente de cualquier otro? Entonces es un Zagato.”

En la actualidad la firma Zagato que ya ha alcanzado los 90 años de vida, la dirigen Andrea y Marella Zagato, conservando vivo el espíritu del taller de carroceros que Elio aprendió de su padre y promocionó durante su brillante carrera.