Porsche 962 Jägermeister © Josep Corralero

La cosa empezó el sábado a las 8.30h con la “quali” de unos cuantos grupos C. ¡¡¡Por fin podía verlos!!! (la verdad es que soy un auténtico novato en todo esto), el 962 Blaupunkt, el Nissan Calsonic, un March, … y sobre todo el C11 de “Schumi”.

Las dos carreras de Grupo C, como tales, resultaron bastante descafeinadas puesto que había demasiado circuito para tan poco coche y se convirtieron en sendas procesiones; pero daba igual.

El “Trofeo Nastro Rosso (cinta o escarapela roja)” reunió a un montón de clásicos italianos, entre los que yo destacaría un precioso Maserati “Bird Cage”, un Maserati A6 GCS del 48 (del que hace poco se hizo referencia en este blog) y un Lancia Aurelia, si bien en este caso, lo impresionante no era el coche, que también, sino el piloto.

Otra de las competiciones fue la de los “Sixtie’s” en la que se dieron cita vehículos de esos años y de características muy diversas, desde los Cobra, los Jaguar E, los Porsche 356, unos preciosos Lotus XI, hasta los más habituales 911 en sus distintas versiones. A destacar en este caso, la participación de la escudería catalana Nou Onze.

En el caso del CER hubo que hacer dos categorías separadas para poder inquibir los más de 80 vehículos inscritos. Esto me permitió ver a muchos de los coches que en la carrera inicial (Abril) no estuvieron presentes.

Matra 'Pescarolo' © Josep Corralero

Fue emocionante poder ver en acción un Rondeau o un Mirage Gulf (Bell, Icks), junto a los 935 sacando fuego, etc. No fallaron ni el Matra 660 “de Pescarolo”, ni Jean M. Luco, que este año ya no corre con un 908, sino con un Ligier.

Ferrari 712 Can-Am © Josep Corralero

© Josep Corralero

Una de las cosas más curiosas de la cita fue el poder comprobar, una vez más, la diferencia de cultura automovilística, que nos separa de Francia, Alemania o Gran Bretaña. Seguramente habrá razones económicas, pero tiene que haber algo más, a la fuerza. La contemplación del ambiente en el paddock, a pesar del mal tiempo, o la simple visión de lo que había en el parking hablaba por sí misma.

© Josep Corralero

En resumen, un fin de semana emocionante, sólo enturbiado en parte por el fuerte viento del domingo que hizo que lo de sacar fotografías fuera un poco más difícil de lo habitual, si no vas acreditado. Como guinda, el clima mediterráneo me obsequió con un desplome del cielo a la provenzal durante la vuelta a casa, lo que contribuyó a que el recuerdo de ese fin de semana sea todavía más intenso.

© Josep Corralero

Gracias a Josep Corralero por la crónica y las fotos. Mas fotos las podeis ver en su web y pueden pedirse para su reproducción.

CER-1: http://www.autosportphoto.net/page22/page40/page40.html

CER-2: http://www.autosportphoto.net/page22/page39/page39.html

Nastro Rosso: http://www.autosportphoto.net/page22/page38/page38.html

Sixtie’s: http://www.autosportphoto.net/page22/page41/page41.html

Grupo C: http://www.autosportphoto.net/page22/page37/page37.html

Paddock y parking: http://picasaweb.google.com/jscmpv/DixMillesTourPR2010Ambient#