El Club Nacional Pegaso ha nombrado socio de honor a D. Celso Fernández, piloto de ENASA, y este ha aceptado. Mañana se le hará entrega de una placa

Este notable piloto nació en 1922 en Gijón. A los 8 años de edad abandonó Asturias con sus padres y sus cinco hermanos, estableciéndose definitivamente en Barcelona.

Tras la guerra civil se convirtió en instructor de vuelo, lo que le permitió hacer el servicio militar en la Escuela de Aviación, donde estuvo tres años.

Su llegada a las carreras automovilísticas fue casual. En 1948, al poco de entrar en ENASA como probador, debutó en la subida a La Rabassada, carrera en cuesta de ámbito internacional de larga historia y quedó segundo. Dos años después lograría ganarla.

Celso Fernández y el Pegaso en el G.P. Penya Rihn 1954 en el Circuito de Pedralbes © Diego Serrano

Tras el exitoso debut, ENASA vio en él un posible campeón y no sólo un experimentado probador. Celso Fernández, con un Pegaso Spider Touring batió el récord mundial de velocidad para coches de turismo (kilómetro lanzado y milla lanzada), el 25 de abril de 1953, con una media que se acercó a los 239 kilómetros por hora. En setiembre, a bordo del Bisiluro, llegó a superar los 300 kilómetros a la hora en la carretera de Tona-Vic.

Pegaso Bisiluro (by Porschista)

También participó en la legendaria carrera Panamericana junto con Joaquín Palacio, aunque no estaba previsto que pilotara, sino que iba como responsable del equipo.

Celso Fernández y Joaquín Palacio Power al volante del Pegaso Z102 con el que compitieron en la Panamericana de 1954. Publicada en La Prensa el 16 de Noviembre de 1954.

Después de su etapa como piloto de carreras, Celso Fernández fue a Madrid como jefe de la cadena de vehículos industriales de su empresa, a comienzos de los años sesenta. Posteriormente, fue responsable del servicio de inspección de concesionarios, y se jubiló a los 60 años.

Sin duda su nombre quedará ligado para siempre con la subida a la Rabassada en la que venció de nuevo en 1954 con el mismo Pegaso Spyder que venció en 1953 con su carrocería original de aluminio remachado, ahora con un motor de más potencia y carrocería de resina. Ese coche se destruyó en una carrera en Galapagar. Es el coche que vemos en el cartel de la Feria de Alcañiz. Con motivo de la construcción de una réplica, pilotó el nuevo Pegaso Rabassada en el Circuit de Catalunya y la filmación de esa ocasión forma parte de un conocido video sobre los Automóviles Pegaso

El Pegaso Rabassada en 1953

Celso Fernández reside en Barcelona y tuve el honor de saludarlo con ocasión de la exposición sobre la historia de Hispano Suiza y ENASA que organizó AEHA (Asociación de Estudios Históricos de la Automoción) en Centro Cí­vico La Sagrera de Barcelona en 2004. Y nos vimos de nuevo en la presentación del Auto-Retro 2007 con motivo de la exposición dedicada a los Pegaso.