En el año de su25º aniversario, Auto Retro Barcelona se prepara con una extraordinaria muestra repleta de vehículos clásicos.

En esta edición tan especial, la exposición será realmente extensa y también muy diversificada: Aviación, náutica, motociclismo y, como no, automovilismo en todas sus variantes (colección, recambios, arte, etc), que marcarán una edición para la historia. Auto Retro Barcelona tendrá lugar del 4 al 8 de diciembre en el recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, ocupando la totalitat de los Palacios 2 y 3 (Plaza Universo), cobijando a más de 300 expositores de hasta 17 países distintos en los 31.000 m2 de superficie total de exhibición.

Además de los automóviles, que son como es lógico el gran foco de interés del certamen (y que este año celebrarán, entre otras muchas efemérides, los 60 años de Porsche y en concreto del modelo 356, así como del conocido Citroën 2 CV, y el centenario del Ford T), no hay que olvidar la tercera edición de Retro Náutica y la segunda de Retro Aviación, apartados consolidados que sin duda darán un plus de interés a esta 25 edición de Auto Retro.

Retro Náutica aportará una exposición de embarcaciones construidas por la atarazana barcelonesa Indexna durante los años 50-60. En su stand de 324 m2 habrá una muestra de embarcaciones de carreras entre las que cabe destacar la Luchini de tres puntos del año 1972, con motor Alfa Romeo, que resultó ganadora en la mítica travesía Pavia-Venecia de 1978. Habrá una segunda embarcación de tres puntos construida en Barcelona por el expiloto Lluís Campderà. Con la total implicación de la AECEM/Club Riva Catalunya, estarán expuestas distintas embarcaciones clásicas de motor para el ocio y, como novedad de esta edición, una sección dedicada a la compra-venta de navíos y de material relacionado con la náutica de colección.

Retro Aviación

Retro Aviación, en colaboración con la Fundació Parc Aeronàutic de Catalunya (FPAC), mostrará material de época en proceso de recuperación, bajo la idea de convertir el stand en un taller de restauración. Se llevará buena parte del protagonismo en este improvisado hangar un biplano alemán apodado Bücker 131 Jungmann, una pieza de 1934 que está en fase de reconstrucción y que en Auto Retro se podrá comprobar cómo la pieza se va trabajando de un modo concienzudo. Alas de madera y metal ligero, fuselajes, motores y turbinas completarán una atractiva muestra de la aeronáutica clásica.


Motos en Auto Retro

Las dos ruedas toman protagonismo Las motocicletas también tendrán un espacio destacable en el 25 Auto Retro Barcelona, en esta ocasión con dos ejes históricos. El primero un homenaje a la historia del trial español, con la exhibición de motocicletas y la presencia de pilotos que han marcado hitos en este deporte del equilibrio. Entre las piezas, la primera trialera producida en serie por Bultaco, la Sherpa Sammy Miller; una de las motos de trial más estética nunca construida y que fue la primera que llevó el sobrenombre de Cota, la Montesa Cota 247 MKI; la Gas Gas TXT Contact con la que Jordi Tarrés ganó su quinto mundial; o una Ossa Mick Andrews réplica, entre muchas otras piezas que ofrecerán una visión global de lo que son las firmas españolas en este deporte.

En una segunda línea estará una exposición de motos de calle de 2 tiempos de principio de los 80 y que un cuarto de siglo más tarde han adquirido ya el rol de clásicas. Con la ayuda del Club Honda MBX y del Club Yamaha RB, se mostrará cerca de 20 motos representativas de las principales marcas constructoras de motocicletas de entre 80 y 125 cc, con una antología que relacionará este sector con la competición, como retrospectiva del Critérium Solo Moto y sus campeones.

Auto Retro Barcelona 2008 abrirá sus puertas del 4 al 8 de diciembre, ininterrumpidamente entre las 10 y las 20 horas. Las entradas tendrán un precio de 15 euros los adultos y 5 los niños de 8 a 14 años acompañados.