El Campeador –a secas o con el nombre inicial Artés– es una singular maravilla, un coche casi artesanal fruto de la iniciativa del hijo del empresario José Artés de Arcos, Jesús.

http://img.photobucket.com/albums/v299/delfi_r/auto_retro/7d4bcc0d.jpg

Jesús Artés de Arcos es conocido en el mundo automovilístico, entre muchas otras labores, por ser el impulsor de algunos coches de carreras como fue por ejemplo el Guepardo de Fórmula IV (1966) o el coche anfibio Gato Montés de 6 ruedas (1971).

La empresa Artés de Arcos, S.A., un importante fabricante de componentes para automoción y de material de competición, encargó a la entonces incipiente firma barcelonesa Selex (creada por Jaime Xifré y Miguel Molons), tal y como había hecho anteriormente con el Guepardo, el diseño y posterior fabricación de un prototipo de automóvil deportivo que tenía cierto parecido con el entonces famoso Ford GT 40, algo más pequeño que éste, que fue presentado como gran novedad en el Salón del Automóvil de Barcelona de 1967 y que también se exhibió en ediciones posteriores. Son famosas las imágenes de Alicia Kasler, “Miss Volante”, posando junto al Campeador y al casco y la espada del Cid.

Este coche eminentemente deportivo está equipado con el motor de 1.255 cc y doble carburador del Renault 8 Gordini, pero durante su vida "deportiva" equipó un Abarth y un Cosworth, que al tener licencias de importación temporal, debieron ser desmontados, aunque opcionalmente estaba previsto que pudiera montar el propulsor del Seat 1500, el único de gran cilindrada disponible en aquel entonces en nuestro país.

El chasis es una estructura autoportante de acero con carrocería monobloc de resina de poliéster con fibra de vidrio. La suspensión es independiente con muelles y amortiguadores hidráulicos graduables en altura. Los frenos son de disco, la dirección a cremallera y la caja de 5 velocidades.

Folleto del Campeador Artes

Folleto del Campeador (100octanos.net)

Lamentablemente, el proyecto fue abandonado tras un incendio en los Talleres Zipo de Barcelona que estaban encargados de su construcción, donde se consumieron moldes y planos. Solo quedó la unidad prototipo que, convenientemente restaurada, podrá admirarse en Auto Retro Barcelona 2007 por gentileza de la Colección Ramón Magriñá.

Campeador Artes. Restauracion

Trabajos de restauración (100octanos.net)

En conversación privada durante la presentación de Auto-Retro el Sr Magrinyà fue informado que si hubo una razón para no poderse fabricar el Campeador fue la necesidad de fabricar un número de unidades elevado para su homologación, totalmente desmesurado para sus expectativas comerciales, lo que está en la línea de lo sucedido a muchas iniciativas automovilísticas españolas de los años 60.