Mercedes-Benz es un nombre asociado a la competición. En realidad la marca recibió el nombre por Adriana Manuela Ramona Jellinek llamada Mércedes, cuyo padre, Emille Jellinek era un piloto amateur que usaba el sobrenombre de su hija pintado en sus coches. Tras el éxito en algunas carreras con un Daimler Simplex, encargó la fabricación de 36 unidades del Daimler 35 modificadas con la marca Daimler Mercedes pintada en ellos, obteniendo un gran éxito comercial. A partir de ahí todos los Daimler 35 de carreras se llamaron Mercedes.

Cuando Daimler se fusionó con la Benz y Cia, la nueva marca se llamó Mercedes-Benz, y de ella nacieron los MB SS y MB SSK que dominaron las carreras en a partir de 1926. En los años 30 las flechas de plata W25 y W125 compitieron con los Auto Union por la supremacía de los Grandes Premios. El regreso de Mercedes-Benz a la competición en Le Mans 1952 con el 300 SL y en 1954-55 con el W196 en F1 y el 300 SLR en Sport, llevó a la dominación de la marca pero la tragedia de Le Mans 1955 la alejó de las pistas de carreras.

Sin embargo el buen comportamiento de los 300SL en la Mille Miglia 1955, animó a la compañía a participar en Rally y otras carreras de carreteras abiertas. Para ello se usaron modelos de producción escasamente modificados, los 300SL, 220 SE y 230 SL

El más famoso de estas competiciones, la más antigua también es el Rally de Montecarlo, que en su forma histórica partía de distintas ciudades europeas para acabar con una carrera por las escarpadas carreteras saboyardas que rodean el principado monegasco.

En 1955 el MB220 (W180) de H Gerdum / J Kuhling quedó tercero. En 1956 fueron Walter Schock/ K Raebe los que quedaron segundos, y la apoteosis vino en 1960 con el nuevo 220SE (W111) pues Mercedes ocupó las tres primeras plazas:

1º Walter Schock/ Rolf Moll
2º Eugen Böhringer / H Socher
3º Ott / Mahle

No fueron estos los únicos éxitos del W111, en sus formas 220 SE y 300 SE consiguió grandes éxitos en las carreras de larga distancia, entre las que destacan la Liege-Roma-Liege de 1962 por Eugen Böhringer y las victorias en el Rally Acropolis (60, 62, 63) y 1000 Lagos (1961)

Hobby Classic nos prepara una sorpresa para éste Salon del Hobby: